Mostrando entradas con la etiqueta lobulos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lobulos. Mostrar todas las entradas

viernes, 8 de junio de 2012

Los lóbulos de la corteza cerebral

Lóbulos frontales:
Los lóbulos frontales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral. Se encuentran en la región situada en primer plano de la corteza cerebral y participan en el movimiento, la toma de decisiones, resolución de problemas y planificación. Hay tres divisiones principales de los lóbulos frontales. Se trata de la corteza prefrontal, el área premotora y el área motora. La corteza prefrontal es responsable de la expresión de la personalidad y la planificación de complejos comportamientos cognitivos. Las áreas premotora y motora de los lóbulos frontales contienen nervios que controlan la ejecución de los movimientos musculares voluntarios.

Función:
Los lóbulos frontales están involucrados en varias funciones del cuerpo, incluyendo:

     Las funciones de motor
     Funciones de orden superior
     planificación
     razonamiento
     Juicio
     control de los impulsos
     memoria

Ubicación:
Direccionalmente, los lóbulos frontales están situados en la porción anterior de la corteza cerebral.



Los lóbulos occipitales:
Los lóbulos occipitales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral. Se encuentran en la región posterior de la corteza cerebral y son los principales centros de procesamiento visual. Además de los lóbulos occipitales, las partes posteriores de los lóbulos parietales y los lóbulos temporales también están involucrados en la percepción visual. Ubicado dentro de los lóbulos occipitales es la corteza visual primaria. Esta región del cerebro recibe la información visual desde la retina. Estas señales visuales son interpretadas en los lóbulos occipitales.
 
Función:
Los lóbulos occipitales están involucrados en varias funciones del cuerpo, incluyendo:

     Percepción Visual
     Reconocimiento de color

Ubicación:
Direccionalmente, los lóbulos occipitales son posteriores a los lóbulos temporales y sean inferiores a los lóbulos parietales.




lóbulos parietales


     Función:

         cognición
         Procesamiento de la Información
         El dolor y la sensación del tacto
         Orientación espacial
         discurso
         Percepción Visual

     Ubicación:

         Los lóbulos parietales son superiores a los lóbulos occipitales y posteriores al surco central (fisura) y los lóbulos frontales.




Los lóbulos temporales:
Los lóbulos temporales son uno de los cuatro lóbulos principales o regiones de la corteza cerebral. Las estructuras del sistema límbico, incluyendo la corteza olfativa, la amígdala y el hipocampo se encuentran dentro de los lóbulos temporales. Los lóbulos temporales juegan un papel importante en la organización de la información sensorial, la percepción auditiva, el lenguaje y la producción del habla, así como la asociación de la memoria y la formación.

Función:
Los lóbulos temporales intervienen en varias funciones del cuerpo, incluyendo:

     Percepción Auditiva
     memoria
     discurso
     respones emocionales
     Percepción Visual

Ubicación:
Direccionalmente, los lóbulos temporales son anteriores a los lóbulos occipitales, inferiores a los lóbulos frontales y los lóbulos parietales, y laterales a la fisura de Silvio, también conocido surco lateral.

jueves, 30 de junio de 2011

El aparato respiratorio: bronquios, pulmones, lobulillos y alveólos


Los BRONQUIOS son unas ramificaciones, cada vez más finas y numerosas, gracias a las cuales el-aire se distribuye por todo el ámbito pulmonar. Los bronquios gruesos tienen un aspecto semejante al de la tráquea; pero a medida que se hacen más finos, sus paredes se adelgazan.

Los PULMONES son dos masas de tejido esponjoso y elástico, que se expanden y contraen siguiendo los movimientos de la caja torácica. El pulmón izquierdo está dividido en dos lóbulos y el derecho en tres. Ambos pulmones están cubiertos por la pleura. Es ésta una membrana serosa constituida por dos hojas, una de las cuales se adhiere a las costillas y la otra al pulmón. Entre ambas hojas hay un líquido lubricante que permite el libre deslizamiento de las mismas durante los movimientos respiratorios.

Los LOBULILLOS. Cada lóbulo pulmonar se divide en lobulillos de cerca de un centímetro cúbico de volumen. Hay 800 en el pulmón derecho y 700 en el izquierdo. A cada lobulillo llega una fina ramificación bronquial, dividida en una docena de ramificaciones más finas aún: son los bronquiolos.

Los ALVÉOLOS. Se encuentran en la extremidad de los bronquiolos terminales donde forman densfos racimos. Tienen la forma de vesículas hemisféricas. Cada alvéolo se halla revestido por una red de finísimos capilares. En el breve lapso de 27 segundos, el conjunto de los capilares pulmonares recibe toda la masa de nuestra sangre, que sobrepasa los cinco litros. Para que los alvéolos, sobre los cuales se extiende esa finísima red capilar, puedan dar cabida a tal cantidad de líquido, es indispensable que su número sea muy crecido (algunos centenares de millones). Extendidos, ocuparían una superficie de 100 a 150 metros cuadrados. A través de esta enorme superficie se produce el intercambio de gases entre el aire inspirado, que llega a un lado de la membrana, y la sangre que fluye por el otro lado, dentro de la red capilar.